¿ Eres de los que piensas como un BCO?

 ¿Qué tal llevas el día? ¿Cómo van las cosas? ..  Estas frases que preguntamos en algún momento a ciertas personas de nuestro entorno laboral suelen ser respondidas en muchas ocasiones con tonos neutros,  con un simple.. todo bien, como siempre.. y para cambiar de tema terminan con … y Tu? 

Otras veces nos podemos encontrar con ciertos tonos más negativos o pesimistas cómo, por ejemplo..  vamos,, podría estar mejor si… últimamente las cosas no salen como me gustaría…lo que hago parece que no vale para nada..

Es quizá menos habitual encontrar respuestas mucho más positivas del tipo.. ¡¡Genial!! Estoy super contento con… llevo una temporada que va todo sobre ruedas,,  (estas respuestas, incluso en un % alto, no suelen ser muy verdaderas en el fondo…verdad?

Si analizamos un poco estas situaciones, nos damos cuenta de que están plenamente relacionadas con los cambios que ocurren en nuestro día a día

Si hablamos de cambios en las empresas nos damos cuenta que cada vez son mayores, dada la gran competitividad existente y los modelos de gestión que utilizan muchas de ellas.

Los tiempos cambian, ya han quedado atrás esos 20-30 o 40 años trabajando en la misma empresa, acatando ordenes sin pensar .. pero eso sí.. manteniendo un puesto de trabajo como pensaban algunos..

Pero.., los  nuevos modelos unidos a la propia sociedad, están generando que  muchos trabajadores empiezan a tener problemas de salud emocional, no son capaces de afrontar tanta tensión, los responsables no saben cómo transmitir tranquilidad  y gestionar el "Caos" porque siguen anclados en sus creencias y en sus percepciones.. y lo que es peor… en muchos casos fomentando su ego por encima de todo.

Por desgracia, aún se sigue pensando en solucionar  problemas en las empresas con métodos antiguos para dar respuesta a situaciones actuales, lo que lleva más a la desesperación y a la ineficiencia

Como comento, las reglas han cambiado y es difícil de afrontarlas basándose en experiencias de hace años.

Ya no estamos en la Revolución Industrial.. en la que lo importante era producir y producir para dar productos a consumidores que exigían poco.. Cualquier producto nuevo era fantástico!! Se fabricaba a destajo!!

Dadas las circunstancia de esta incipiente Revolución Industrial, Taylor promovió la organización del trabajo para una producción más eficiente, aportando a la cadena de suministro la especialización de los trabajadores, la cooperación y remuneración del rendimiento individual y sobre todo la responsabilidad y especialización de los directivos en el planteamiento de los trabajos.

Venimos de organizaciones en las que unos mandan y otros obedecen,, basadas en zonas departamentales de quita y pon, donde es más fácil controlar y mandar. Los empleados solo tienen que limitarse a poner en marcha las órdenes recibidas.

Todos estos conceptos y teorías de Taylor estaban muy bien para aquellos tiempos.. pero visto con perspectiva tenían un gran problema que resolver que no era otro que la propia evolución del sistema y que por ende influía directamente sobre  los directivos pues estos empezaban a tener problemas al enfrentarse a nuevas situaciones desconocidas en el momento.. huelgas, competencias, formación personal,, y sobre todo su  gran resistencia al cambio y el no sin saber cómo generar mas negocio y dinero para  ellos.

La resistencia al cambio como vemos viene desde muy atrás. A las personas nos cuesta mucho adaptarnos, tenemos miedo a lo desconocido, somo inseguros por naturaleza y esto hay que modelarlo y trabajarlo.. pero amigo… el tiempo avanza deprisa y no te puedes quedar atrás..

Pasamos de las teorías de Taylor “Hacer” (que por desgracia siguen existiendo) al mundo de “Ser” donde todos tenemos que reciclarnos al encontrarnos en modelos de negocio inestables e impredecibles, donde las habilidades de todos pasan a tener un gran valor y donde la gestión emocional juega un papel muy importante.

Hoy estamos dando buenos pasos adelante y con la tecnología podemos conocer mejor que está pasando en la empresa.. Si conocemos y podemos medir, podremos seguramente prevenir y resolver. Esto es lo que se piensa ahora.. Es decir, añadimos a toda nuestra formación y creencias datos técnicos… pero desgraciadamente y a nivel general se siguen tomando decisiones en base a las propias creencias y percepciones individuales de cada persona.. y esto llevará a muchas empresas al cierre sin saber ni tan siquiera el motivo real por el cuál cerraron...

Hoy en día necesitamos que las empresas sean dirigidas por la nuevas competencias relacionadas con el neuromanagement. El cerebro de las personas tiene una relación directa con las conductas de las personas y es ahí donde hay que centrar los esfuerzos para la toma de decisiones… tanto de las empresas como de los propios consumidores.

Hoy en día necesitamos de líderes que hagan posible que cuando nos pregunten ¿Qué tal llevas el día? ¿Cómo van las cosas? nuestra respuesta sea totalmente emocional y positiva, donde nuestra cara refleje nuestra realidad interior, donde ir a trabajar se convierta en algo tan positivo emocionalmente como el tiempo que dedicas a cultivar tu vida personal


Para afrontar los nuevos modelos de negocio, las antiguas formas de enfrentarse a las tareas de planificar, organizar, dirigir, liderar y controlar quedan ya obsoletas.

Hoy no hay que ser tan material y hay que entrar en el mundo de la energía y trabajar de manera interna otras habilidades al margen de las propias del conocimiento especifico en ciertas materias. Eso de ganaras el pan con el sudor del de enfrente ya no valdrá por muy buena cara que le pongas..

Hay que meter nuevas variables en la ecuación para llegar a entender el negocio y su sostenibilidad futura. Según los estudios realizados por grandes profesionales de la neurociencia estas son algunas de esas variables a introducir en las empresas que ayudaran en la sostenibilidad y bienestar de la empresa y de todos sus miembros.

Amplitud de vistas.  Todas las personas tenemos una percepción de las cosas.. más del 80% basadas en nuestras creencias y prejuicios. Es necesario ampliar miras y ser conscientes de la forma en que se percibe la realidad. Hay que entrenarse y abrirse al mundo para entender la forma de pensar de otras personas, pues todos hemos tenido un pasado que nos ha generado creencias y percepciones pero tenemos que ser conscientes que también tendremos un futuro que estará de alguna manera condicionado a las decisiones que puedan tomar los responsables de las empresas.

Conciencia paradójica.  Es decir, enfrentarse y conocer  otros modelos de pensamiento totalmente diferentes a como nosotros vemos la realidad. Hay que pensar fuera de nuestra lógica y de todo aquello que siempre ha sido aceptado como valido para nosotros.. Si no hacemos esto los problemas de las empresas siempre tendrán las mismas soluciones… y eso es exactamente lo que no queremos..

Mantener niveles altos de energía. La ciencia nos dice que el corazón humano es la principal fuente de energía, que es la señal electromagnética más fuerte del cuerpo humano y que tiene relación directa con los pensamientos.. Si estas  emociones que tenemos son positivas, las ondas son más pronunciadas y hace que nos sintamos mejor . En caso que las emociones sean negativas, se produce una pérdida de energía que nos lleva a situaciones de baja autoestima.  En resume, si nuestra energía esta más pronunciada será más sencillo afrontar los problemas del  día a día.

Conocimiento intuitivo. Hoy en día disponemos de infinidad de información a nuestro alrededor lo que nos complica a la hora de tomar decisiones. Es muy complicado el analizar la situación como antaño, es decir.. analizar, procesar, evaluar y tomar la decisión. No hay tiempo en muchas ocasiones para realizar todo ese proceso por lo que tenemos que centrarnos en la información disponible en ese momento, centrarnos  y ver lo que tu interior de dice… Es decir, intuición. No podemos perder tiempo en recopilar tanta información.  Este aprendizaje de nuestro interior nos hará más eficientes en los nuevos modelos.

Desarrollo integral sensorial.  Utilizar todos los sentidos posibles y no solo la vista para la toma de decisiones es importa pues en muchas ocasiones la vista nos juega malas pasadas pues solo conocemos el fotograma del momento.

Impecabilidad es una de las premisas más importantes a la hora de la toma de decisiones pues no solo toma la información que  parte del modo  racional, sino que incluye e integra la parte energética emocional, intuitiva y sensorial. Todo lo que decida no solo tendrá una repercusión en las siguientes decisiones sino que afectará también a las decisiones que tomarán otras personas.  Es decir, todo se fundamenta en la interconexión y hay que tener en cuenta a todos. En definitiva, usar el “Ser” que  llevamos en la conciencia.

Como vemos los modelos cambian y  hoy más que nunca ya no necesitamos tantos CEOs (si solo usan parte racional) en las empresas. Gestionar el "Caos" va más allá de tener altos conocimientos de negocio, de inversiones, o números en general.. El Caos ha llegado para quedarse durante tiempo. Todo cambia a ritmos muy elevados, la incertidumbre es elevada, sabemos lo que ocurre hoy pero no mañana, la gente está cansada de trabajar  para que mucha parte del  esfuerzo sienta al día siguiente que no ha servido de nada..

En la actualidad mucha gente piensa que gestiona con fundamentos participativos y abiertos   pero en el fondo sabemos que su verdadera meta está oculta y solo buscan calmar  egos personales y sacar sus proyectos a cualquier coste.  Estos modelos encubiertos y los digamos "Taylorianos maquillados actuales" son participes de que un  alto nivel de personas tome antidepresivos por no saber como salir de las redes que suponen esto modelos encubiertos.

Por eso, y por muchos más motivos que no se pueden comentar en tan poco espacio de lectura, hoy más que nunca las empresas necesitan BCO (Brain Chieff Officer), que al margen de tener los conocimientos técnicos que sean necesarios..  sean capaces de gestionar todo el "Caos" para llevar adelante a las empresas.  BCOs que sean capaces de mantener el equilibrio entre la vida personal y profesional de todas las partes, gente que sepa gestionar las emociones propias y las de su gente, en definitiva, conocer las creencias de su entorno y gestionar el cambio de manera eficaz y eficiente.

En definitiva, es el momento de plantearse otras dimensiones y hacer frente al "Caos" Imponer las ideas desde las propias creencias o conocimientos racionales es un error que tiene un elevado coste  para el futuro de las empresas actuales.

                                                                             Let It work for you