Calidad de vida con Inteligencia Emocional


La inteligencia emocional es un tema cada vez más relevante en nuestras vidas, especialmente en lo que respecta a nuestra salud mental. Hoy en día se está hablando mucho de la terminología inteligencia emocional, tal vez muchos lo han escuchado, y sabrán un poco de lo que trata, La inteligencia emocional conocida por sus abreviaciones (I.E) Es la capacidad de comprender y manejar nuestras emociones, así como entender y responder adecuadamente a las emociones de los demás. Para regular nuestras emociones, es importante desarrollar la automotivación, que es la capacidad de motivarnos a nosotros mismos para alcanzar nuestras metas.


Para mantener una sana convivencia es primordial tener un control de todas esas emociones que repercuten en nuestro día a día, sin importar la situación que estemos pasando. Este balance equitativo entre nuestras emociones y nuestro entorno (vida laboral, familiar, personal, entre otras), nos contribuirá a tener un balance de bienestar en la convivencia y adaptabilidad con las personas que nos rodean, retribuyendo a un óptimo desarrollo de nuestras actividades diarias. Ahora bien, es primordial mencionar que las emociones son alteraciones súbitas y rápidas que experimentamos desde nuestro estado de ánimo, todas estas sensaciones fugaces que apreciamos, aquellas que vienen y van a través de diversas circunstancias.

Goleman (1995) plantea:

       “La inteligencia se define como la capacidad de resolver problemas y de crear conductas que tienen un valor cultural, por lo tanto, la inteligencia emocional será la capacidad de resolver problemas de carácter emocional, que involucra el control de los impulsos que sentimos ante determinada situación”.


Ahora bien ¿Tenemos un dominio de nuestras reacciones, expresiones? ¿pensamos antes de actuar? ¿tenemos autocontrol? Estas son preguntas claves que debemos reflexionar en nuestra vida cotidiana, no solamente debemos ser inteligentes con nuestras tareas habituales, sino que también debemos interiorizar y solucionar nuestros propios conflictos internos y externos, aquellos que muchas veces se pueden ver y otros que no se pueden notar a simple vista. Nuestras respuestas están entrelazadas según nuestras emociones muchas veces, si estas son negativas o positivas van a tener un impacto en nuestra convivencia en sociedad y en nuestro entorno laboral.

Cabe destacar que la I.E. es una de las habilidades blandas más buscadas actualmente en los profesionales, esta va a tener un   mayor grado de importancia en impacto en las organizaciones, por consiguiente, quienes saben dominar sus emociones de manera inteligente, suelen tener relaciones interpersonales positivas y un mejor ambiente laboral.

Este ha sido un tema cada vez más relevante en el mundo laboral. Las empresas están dando importancia a tener colaboradores no solo competentes en sus habilidades técnicas, si no también en su capacidad para manejar sus emociones y relacionarse de manera efectiva con los demás. Esto nos sirve como fundamento a aprender cual es el adecuado comportamiento hacia una situación en especifica que suceda y que contribuya a un ambiente optimo.

En el ámbito laboral, esta habilidad puede marcar una diferencia entre un colaborador que tiene un desempeño promedio y uno que se destaca por su habilidad para liderar, trabajar en equipo y resolver conflictos.

 Beneficios de la inteligencia emocional en las organizaciones

Las empresas que fomentan la inteligencia emocional en sus empleados pueden experimentar una serie de beneficios, entre ellos:

1.    Mayor productividad

 Los empleados que tienen una alta inteligencia emocional suelen ser más motivados y comprometidos en su trabajo lo que nos da como resultados un alto grado de productividad.

2.    Mejor liderazgo

 Los lideres que tienen una alta inteligencia emocional son capaces de motivar y guiar a su equipo de manera efectiva, lo que puede llevar a un mayor rendimiento y una mayor satisfacción en el trabajo.

 3.    Mayor colaboración

Los empleados que tienen una alta inteligencia emocional son capaces de trabajar bien en equipo y resolver conflictos de manera efectiva.

 4.    Mejoras en la salud mental Los empleados que tienen una alta inteligencia emocional suelen ser más capaces de manejar el estrés y la presión, lo que puede llevar a mejoras en su salud mental y bienestar.

 La inteligencia emocional es un factor crítico en el éxito de las organizaciones, fomentar la inteligencia emocional en los empleados puede llevar a una mayor productividad, mejor liderazgo, mayor colaboración, y mejoras en la salud mental, buscando un ambiente laboral más saludable y productivo para todos.

 En este articulo te brindamos algunos consejos para desarrollar la inteligencia emocional.

1.    Practica la autoconciencia 

 Esta es la habilidad de reconocer y comprender tus propias emociones. Es importante que aprendas a identificar tus emociones y comprender como influye en tu comportamiento. Una forma de hacer esto es meditar o hacer ejercicios de respiración.

 2.    Aprende a escuchar activamente

 La escucha activa es una habilidad importante para la comunicación efectiva. Debes prestar atención a lo que la otra persona está diciendo y tratar de comprender su perspectiva. Evita interrumpir y haz preguntas para aclarar cualquier duda.

 3.    Aprende a controlar las emociones

Controlar las emociones es una habilidad importante para evitar reacciones en situaciones estresantes. Para desarrollar esta habilidad, es importante que aprendas a respirar profundamente ya contar hasta diez antes de reaccionar ante una situación de tensión.

 4.    Desarrolla la empatía

La empatía es la habilidad de comprender y compartir sentimientos de los demás. Para desarrollar esta habilidad, es importante que practiques la escucha activa y que trate de ver las cosas desde la perspectiva de los demás.

 5.    Trabaja en equipo

 Trabajar en equipo es una habilidad importante para la inteligencia emocional. Para desarrollar esta habilidad, es importante que aprendas a escuchar a los demás, a compartir tus ideas y a trabajar en conjunto para alcanzar un objetivo común.

 Resumiendo lo planteado, desarrollar la inteligencia emocional en los colaboradores es fundamental para crear un ambiente laboral saludable y productivo.

 “Conocerse a uno mismo; ese es el principio fundamental de la verdadera sabiduría humana. “Sócrates"


                                                                               Let It work for you